miércoles, 28 de mayo de 2008

Una cosa es predicar y otra dar trigo

Las elecciones al Colegio de Médicos de Madrid tienen unas lecturas que me parecen muy interesantes y que sorprendentemente nadie hace. Veamos:

En Madrid hay unos 35.000 médicos.

Se han presentado 4 candidaturas.

Una de ellas, la del Dr. Manuel Cabeza, a la sazón Presidente del Sindicato CSI-CSIF y médico de familia, ha obtenido la impresionante avalancha de votos de 72. Si, si 72. Vamos que no le han votado ni los amigos, si es que los tiene (menos teniendo en cuenta que en la plancha de su candidatura iban 13 personas). Im-Presionante. El 0,2% del electorado. 5,5 votos por persona de la candidatura.

La candidatura de Guillermo Sierra ha obtenido 1.101 votos (3%). Esta candidatura estaba apoyada de forma expresa entre otros por Rafael Bravo y también la Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria.

La candidatura de Carlos Amaya ha obtenido 1.571 votos (4,48%). Contaba en su plancha con gente conocida como Vicente Baos o Ana Mª de Santiago y con el apoyo expreso de la CEMS, la FEMYTS, SEMERGEN y los MIR de Madrid.

Por último la triunfadora, la Dra Fariña que ha arrasado con 3.833 votos (10,9%) (más que todos los demás juntos) y que contaba con el claro apoyo del Partido Popular.

Sorprende que después del batacazo de los perdedores (y por ende, de los que han manifestado públicamente su apoyo a las candidaturas no ganadoras) no hagan un ejercicio de autocrítica y de valoración de lo sucedido. Silencio administrativo

En vista que no lo hacen y desde fuera, lo primero que se me ocurre es “que una cosa es predicar y otra dar trigo”. Porque, que la capacidad de convocatoria y de movilización de los mencionados sea tan ridícula (obras son amores y no buenas razones) parece poner en duda la representatividad de esas sociedades y de ciertas personas que desde sus atalayas imparten consejos y dictan doctrina. Pero a la hora de la verdad no les hace caso ni dios.

Porque conseguir 100 votos por persona (casi todas las candidaturas son de 13 miembros) no parece una labor epopéyica y extenuante, a poco que uno se movilice. Y que nadie argumente que el Colegio no interesa a los médicos, que si fuera así, primero no se hubieran presentado los que se han presentado y segundo no hubiera concitado tanto posicionamiento explícito.

Lo que falta es capacidad de convocatoria, capacidad de trabajo para convencer y conseguir los votos. En resumen mucho nombre, mucha sigla y detrás humo.

8 comentarios:

doctordiabetis dijo...

Lo siento por Vicente Baos porque soy seguidor de su blog.

Rocambole dijo...

Tu y yo y otros muchos pero cuando habla de fármacos. Pero está visto que este reconocimiento en esta área no le ha dado ningún aval para otros fines.

R. Bravo dijo...

Efectivamente “una cosa es predicar y otra dar trigo”. y otra es confundir el culo con las temporas como tu haces
Apoyar a unas personas que te lo piden y hacerlo publico no tiene nada que ver con la representatividad.
Que la gente me siga o no, me la trae bastante floja, otros son los que viven de eso, yo no
Saludos
R.Bravo

Rocambole dijo...

Vaya, Vaya. Don Rafael de visita por este humilde blog.
Sin animo de polemizar, la referencia a tu persona en el post se debe a una entrada tuya que de forma literal decía (sic): Aunque a mi el colegio de médicos de Madrid nunca me ha importado mucho, por no decir poco, en esta ocasión si me interesa y voy a votar a la candidatura de Guillermo Sierra, porque así me lo han pedido y porque incluye dos personas Guillermo Sierra y Carmen Moliner que me caen bien y que me inspiran confianza.
Este es el culo.
La témporas son que cuando uno se posiciona se supone que es tras una reflexión y asume las consecuencias de sus decisiones.
¿Vas a negar que tu post tenía como objetivo que la gente que te lee y que fuera de Madrid, se animara a votar a tu elección, en este caso, Sierra?
Subirse al púlpito, arengar a las masas, guiar a los confusos.... eso es predicar. Te guste o no, todos los que usamos la red predicamos.
Otra cosa es que luego miremos para atrás y no nos siga nadie

Anónimo dijo...

vamos a ver: si almodovar apoya a zapatero y luego este no sale elegido, sera mala suerte para lo que piensa almodovar que es lo mejor para el pais, pero esto no influye en que almodovar sea peor o mejor director de cine que es su verdadera profesion

sostener lo contrario sería ignorancia o mala leche
espero que tu no tengas algunas de las dos cosas

Rocambole dijo...

La m con la a ma. La b con la a ba.

Lee despacio lo que he escrito y te contestas tu solito, que es justo lo tu dices.

Almodovar es un buen director o no, al margen de que apoye a Zapatero, pero como movilizador de masas sólo se le reconocerá si gana a quien apoya y si no, lo mejor es dedicarte sólo a hacer pelis que es lo que sabe hacer.

¿O cuando Almodovar sale en un mitin de Zapatero o de quien sea, no lo hace para incitar al personal a que vote por su recomendado?

Al final va a resultar que sois mas inocentes que una pela de cromos.

(sin mala leche aunque con mucha ignorancia. De donde no hay, no se puede sacar).

VBV dijo...

Saludos a todos.
Me presenté a este tema del Colegio de Médicos porque creíamos que podíamos dar un aire diferente a una institución mortecina y atrapada por arribistas y aprovechados. Hemos fracasado y el análisis es que a la gente le da lo mismo.El grupo de residentes tenían mucho ímpetu, pero ellos ni siquiera han conseguido que votasen los residentes. En fin, se aprende algo de cada experiencia

Rocambole dijo...

Mi reconocimiento . Dedicar una reflexión a lo que ha pasado es digno de elogio. Mi post no intenta personalizar sino reflexionar sobre lo que tu mismo apuntas en tu comentario: "El grupo de residentes tenían mucho ímpetu, pero ellos ni siquiera han conseguido que votasen los residentes".
Ese divorcio, a veces inexplicable, entre los referentes naturales de un grupo y la respuesta del mismo. Y hablo desde la experiencia de haber pasado por situaciones similares.
Tengo delante vuestro programa electoral y es, sinceramente, magnífico. Qué falló?